Inicio » Patologías (Página 2)

Archivo de la categoría: Patologías

Dolor musculoesquelético en el niño pequeño

El dolor que puede referir el niño tanto en sus músculos como en sus articulaciones, es un motivo frecuente de consulta tanto al médico pediatra como al traumatólogo infantil, y causa mucha preocupación en los papas. Esta preocupación lleva, ocasionalmente, a someter al niño a múltiples estudios de laboratorio y de imágenes.

El objetivo de la presente nota es hacer una somera descripción de las causas mas frecuentes de dolor musculoesquelético y dar las pautas de alarma para la consulta.

Las principales causas de dolor se pueden clasificar en:

  • Traumáticas
  • Infecciosas
  • No orgánicas (sin enfermedad de base)
  • Reumáticas
  • Síndromes de hiperlaxitud articular.

Causas traumáticas

Son las causas más frecuentes, y siempre está el antecedente de un golpe o una caída. Si esto ocurriera en el jardín maternal, el informe de la maestra es muy importante, ya que muchos niños en medio de sus juegos pueden golpearse y seguir jugando, y referir dolor varias horas después, o comenzar con impotencia funcional en la zona del traumatismo.

Es importante la valoración en la guardia de pediatría. De existir algún tipo de herida se recomienda la higiene con agua y jabón o con algún antiséptico, y cubrirla con una gasa esterilizada.

Causa infecciosas

Las infecciones en las articulaciones pueden provenir a partir de una herida de piel en la región o secundaria a un proceso infeccioso como por ejemplo un cuadro respiratorio, etc. que esté cursando el niño.

El síntoma principal es fiebre, acompañado de decaimiento, pérdida de apetito, y la articulación puede estar hinchada, caliente, enrojecida, con mucho dolor y dificultad para moverla. Es una urgencia y debe valorarse inmediatamente.

Causas no orgánicas

Muchas veces los dolores que refiere el niño no se relacionan con ninguna enfermedad, y estos son los más difíciles de diagnosticar, debido a que siempre el dolor es asociado a una enfermedad.

Generalmente estos niños tienen una historia de dolor de varios meses, múltiples consultas médicas sin arribar a un diagnóstico.

En nuestra experiencia en la atención integral del dolor musculoesquelético, valoramos mucho la familia y la inserción del niño, las situaciones que vive, por ej. la llegada de un hermanito, la adaptación en el jardín etc. que sumado a un examen clínico normal muchas veces es suficiente para llegar a un diagnóstico.

Síndromes de hiperlaxitud

Los niños pequeños tienen sus articulaciones mas laxas, y por ello la capacidad de flexionarlas mucho mas que los adultos, y al realizar las actividades diarias, pueden sentir dolor musculoesquelético, por lo general, al final del día.

Esto es normal y con el crecimiento del niño desaparecen.

Un porcentaje muy pequeño de hiperlaxitud articular puede asociarse con síndromes genéticos del tejido conectivo. Estos son extremadamente raros y la evaluación del pediatra puede descartarlos con una correcta evaluación.

Enfermedades reumáticas

No son habituales, pero es importante conocer la sintomatología a fin de realizar la consulta apropiada.

Los signos que pueden orientarnos hacia una enfermedad reumática en niños pequeños son:

  • Artritis: se denomina así a la inflamación de las articulaciones con hinchazón y a veces enrojecimiento y/o dolor y limitación para los movimientos. Algunos niños pueden presentar además fiebre que dura muchos días, 15 o 20 días o mas que no se asocia a ningún cuadro infeccioso, durante los picos de fiebre tienen erupciones en piel, van perdiendo el apetito, o están mas cansados y se levantan con entumecimiento matinal que va mejorando con el paso de las horas, y que nosotros denominamos rigidez matinal.
  • Debilidad muscular: La Dermatomiositis Juvenil es una enfermedad inflamatoria de piel y músculos, que puede iniciar con debilidad muscular: el niño se cansa progresivamente, los padres notan que cada vez juega menos o que los mismos le cuestan mas, » parece que perdió las fuerzas», y en piel se observa un color violáceo alrededor de los ojos como signo más característico.

Las enumeradas anteriormente no son todas las causas de dolor musculoesquelético, pero sí un panorama de los grupos mas frecuentes.

Un motivo frecuente de consulta son los llamados «dolores de crecimiento», con una sintomatología similar a la descripta en dolores de causa no orgánica. Nosotros coincidimos en que el crecimiento es un proceso natural que no debe tener dolor, pero si que los niños pequeños «abusan» en el buen sentido de la palabra, de su cuerpo haciendo muchas actividades a lo largo del día, presentando este tipo de dolor, en general por las noches, sin acompañarse de otros síntomas.

Hay otras enfermedades que se acompañan de dolor, pero no es éste uno de los síntomas predominante.

Siempre el niño debe ser evaluado por su pediatra quien orientará el diagnóstico e indicará la consulta especializada si así se requiriera.