Inicio » Patologías » Fiebre Reumática

Fiebre Reumática

La Fiebre Reumática es una complicación de una angina debida a un germen llamado Estreptococo beta hemolítico del grupo A, cuando la misma no es tratada adecuadamente o el tratamiento no es realizado en forma completa.

Hay un porcentaje de las anginas que no presentan manifestaciones clínicas por lo tanto los padres no recurren a la atención médica y la misma pasa inadvertida.

No todas las anginas van a desarrollar una Fiebre Reumática, por lo que se cree que hay una predisposición familiar. Habitualmente se observa en niños en edad escolar entre los 5 y los 15 años de edad.

La Fiebre Reumática se manifiesta aproximadamente 30 días después de una angina por estreptococo, siendo la Artritis la forma de comienzo mas frecuente.

Artritis se denomina a la inflamación de las articulaciones. En la Fiebre reumática, la afectación es de las grandes articulaciones, como por ejemplo las rodillas, tobillos, codos o muñecas. La articulación afectada se presenta con dolor severo, enrojecimiento, calor e impotencia funcional. La artritis se denomina migratriz porque cuando desaparece en una articulación puede aparecer en otra, y así sucesivamente.

La manifestación más grave de la Fiebre Reumática son las cardíacas, que pueden comprometer las válvulas cardiacas, llevar al agrandamiento del corazón y en algunos casos a la insuficiencia cardíaca y a las arritmias cardíacas.

Otra manifestación del inicio de la Fiebre Reumática mucho mas rara y curiosa es la Corea, mucho mas frecuente en las mujeres y caracterizada por movimientos involuntarios sobre todo en miembros superiores, cambios de carácter y emocionales y disminución de la fuerza muscular.

La Fiebre Reumática puede acompañarse de Fiebre, perdida de apetito, vómitos y desgano.

El diagnóstico necesita de una correcta evaluación médica, ya que no hay ningún estudio de laboratorio o de imágenes que afirme la presencia de la enfermedad, por lo tanto la fiebre reumática tiene un diagnóstico clínico que se ayuda de los métodos complementarios sobre todo para evaluar la afectación cardíaca.

Como consejo final para padres, no restar importancia a un cuadro de fiebre y dolor de garganta en un niño mayor de 4 años, dada que la misma puede ser causada por el Estreptococo beta Hemolítico del grupo A. La manera de diagnosticar el germen de manera fidedigna es a través de un exudado de fauces que consiste en la toma de muestra de secreciones faríngeas a través de un hisopo y su posterior cultivo en un medio adecuado.

De ser positivo o sea de detectar la presencia de la bacteria debe ser correctamente tratada con antibióticos y durante diez días.


Deja un comentario